J.L. Sert / A Nomadic Dream

 

This documentary tells the story of a talented architect with a passion for art, one who developed and nurtured relationships with some of the most important artists of his time including: Miró, Picasso, Nivola, Giacometti, Le Corbusier and Gropius. Our project will present not only a portrait of his career and professional achievements, but also seek to correct the injustices that came with his exile. Sert was a pioneer in Europe and a lost soul in the United States, a man who was able to rebuild his own career in a different country by paying the price of oblivion in its own land. Our project follows a chronological structure beginning in 1926 when he received his degree in Architecture at the Universidad de Barcelona until his death in 1983 exploring the dramatic life of a complex man who had an indelible impact on American architecture in spite of the burdens of life as a political exile far from his beloved country.

J.L. Sert / Un sueño nómada

 

José Luis Sert fue el primer arquitecto español de fama internacional. Apóstol del racionalismo en España y Decano de la Facultad de Arquitectura de Harvard durante casi dos décadas, Sert fue también un hombre lleno de contradicciones. Un espíritu contestatario. Un verso libre en un mundo dominado por la copia y la reproducción seriada. Miembro de una conocida familia aristocrática y destacado militante republicano, Sert tuvo el atrevimiento de ser un arquitecto de vanguardia en un país donde gobernaba el conservadurismo estético más absoluto. Fue católico y libertario. Fue también, como todos los exiliados, un vitalista de espíritu triste, un artesano del sentido común al que le tocó vivir en un mundo extremo. Viajó, emigró, huyó. Se refugió donde pudo: París, La Habana, Nueva York y finalmente Boston. Hijo del Conde de Sert y sobrino en segundo grado del primer Marqués de Comillas, José Luis tuvo que esconderse en Estados Unidos tras la Guerra Civil. Y allí fue capaz de reconstruir una carrera profesional que le llevó a convertirse en uno de los arquitectos más importantes de su generación. Sert abrió puertas, cultivo amistades y representó a España durante décadas en los círculos más selectos de la arquitectura contemporánea.

J.L. Sert / Un somni nòmada

 

Josep Lluís Sert fou un esperit contestatari, un vers lliure en un món dominat per la còpia i la reproducció seriada. Membre d’una coneguda família aristocràtica i destacat militant republicà, Sert va tenir l’atreviment de ser un arquitecte d’avantguarda en un país on governava el conservadorisme més absolut. Sert va ser també, com tots els exiliats, un vitalista d’esperit trist, un artesà del sentit comú en un món extrem. Va abraçar el racionalisme arquitectònic quan Espanya es llançava als braços de vells somnis imperials. Va viatjar, va emigrar, va fugir. Es va refugiar allà on va poder. Fill del Comte de Sert i nebot en segon grau del primer Marquès de Comillas, Josep Lluís es va haver d’amagar als Estats Units després de la Guerra Civil. I allà fou capaç de reconstruir una carrera professional que el va dur a convertir-se en el primer arquitecte català de fama internacional.

J.L. Sert / Sert House

Cuando Sert decide trasladarse definitivamente a Cambridge en 1956, la Universidad de Harvard le cede un solar para que pueda diseñar su propia casa. La vivienda se convierte en una muestra más de la huellas que el Movimiento Moderno va dejando a lo largo de Nueva Inglaterra. Gropius ya había levantado su casa en Lincoln dos décadas antes, pero la obra de Sert incorpora los elementos característicos de la arquitectura del catalán: la moderación de la escala, la obsesión por la luz y la sencillez o la necesidad de crear un espacio íntimo y funcional. Tras la marcha del matrimonio Sert y después de haber sobrevivido al paso de varios inquilinos poco familiarizados con el valor arquitectónico del edificio, Gerald y Nina Holton adquieren la vivienda y se embarcan en un proyecto de restauración que ha devuelto a la casa su aspecto y su luminosidad original.

J.L. Sert / Mario Torroella

 

“Para mí y para muchos otros arquitectos cubanos, uno de los grandes errores de Sert fue el haberse implicado en el Plan Piloto de La Habana, que fue un encargo de Fulgencio Batista”.

 

Mario Torroella y Josep Lluís Sert se conocieron en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Harvard cuando el primero era estudiante y el segundo Decano. La relación se prolongó después a nivel profesional, aunque a Mario siempre le gusta dejar claro que ellos, además de colaboradores, fueron sobre todo amigos.

J.L. Sert / Mario Corea

 

“Sert siempre incluía el trabajo de algún artista en sus proyectos: incluso en las maquetas llegábamos a colocar obras de grandes figuras. Él tuvo muy presente a lo largo de toda su carrera la necesidad de integrar arte y arquitectura”.

 

Mario Corea, argentino de nacimiento y barcelonés de adopción, fue discípulo y colaborador de Sert durante el desarrollo y la ejecución de proyectos tan importantes como la Fundació Miró o el Peabody Terrace. Tras la llegada de los militares al poder en Argentina, Corea logró refugiarse en Barcelona gracias a la inestimable ayuda de Sert.

J.L. Sert / Teresa Guillén

 

“Lo que te llamaba la atención era sobre todo su inteligencia. A pesar de su sofisticación, Sert siempre fue una persona llana y directa”.

 

Hija del poeta Jorge Guillén y esposa del hispanista Stephen Gilman, Teresa Guillén es una figura clave del exilio intelectual español que buscó refugio en Estados Unidos. Su relación con Sert se remonta a los años treinta. Siendo sólo una niña, Teresa coincidió por primera vez con Moncha y Josep Lluís en Nueva York. Entonces nada le hizo pensar que décadas más tarde los tres compartirían conversaciones interminables en Cambridge.

J.L. Sert / Ángela Giral

 

“José Luis no era una persona que estuviese en movimiento todo el tiempo: era más bien un hombre tranquilo, sereno, con un sentido del humor un tanto irónico”.

 

Ángela Giral ha sido directora de la Avery Library de la Universidad de Columbia y amiga del matrimonio Sert durante más de dos décadas. Nieta del político español José Giral, ella fue la encargada de depositar el archivo personal de Josep Lluis Sert en la Loeb Library de la Universidad de Harvard, un legado que con el tiempo se ha convertido en el principal fondo de consulta sobre la obra del arquitecto.

J.L. Sert / Rafael Moneo

 

“Yo creo que la arquitectura de Sert es una arquitectuta que, a pesar de haber estado muy ligada a las preocupaciones de su tiempo, no ha sufrido tanto los efectos del abandono de un lenguaje”.

 

El arquitecto Rafael Moneo siempre ha confesado su admiración por Sert; no en vano el navarro ha seguido los pasos del catalán como Decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Harvard y como responsable de la ampliación de la Fundació Pilar i Joan Miró de Palma de Mallorca.

J.L. Sert / Gerald & Nina Holton

 

“Josep Lluís poseía una personalidad compuesta por muchas facetas distintas: era un aristócrata, era socialdemócrata, era catalán, era español, era americano… Era muchas cosas distintas al mismo tiempo”.

 

Gerald y Nina Holton, ambos de origen austriaco, han dedicado parte de su vida a conservar el legado arquitectónico de Josep Lluís Sert. El matrimonio tardó casi dos años para restaurar la Casa Sert de Cambridge después de que ésta hubiese pasado por las manos del cónsul español en Boston. Hoy en día la vivienda presenta un aspecto prácticamente idéntico al que tenía cuando fue inaugurada en 1958.

J.L. Sert / Robert Gardner

 

“El mundo de Sert era un mundo de música, de arte y de creatividad, así que de él aprendí muchas de las cosas que luego me han interesado durante el resto de mi vida”.

 

El cineasta y antropólogo Robert Campbell, fundador del Film Study Center de la Universidad de Harvard y padre del llamado documental etnográfico, filmó una serie de viajes con Sert entre 1966 y 1975 durante los cuales el arquitecto explica con detalle sus ideas, sus inquietudes y sus esperanzas con respecto al futuro de la arquitectura.

J.L. Sert / Antoni Muntadas

 

“Lo más interesante de aquellas reuniones era precisamente lo que allí se contaba: anécdotas que no encontrabas en los libros y que ellos transmitían por vía oral de una manera muy cercana”.

 

Antoni Muntadas llegó a Cambridge a principios de los años setenta. Lo hizo de la mano del artista húngaro György Kepes y allí coincidió con una fascinante generación de exiliados europeos. Tras pasar varias décadas como profesor en el Massachusetts Institute of Technology, Muntadas sigue pensando que la generación de Sert fue la primera que estableció un vínculo cultural sólido entre Europa y Estados Unidos.

J.L. Sert / Maria Rubert de Ventós

 

“Sert representaba para nosotros el inicio de una modernidad radical y deslumbrante que se trucó tras el estallido de la Guerra Civil”.

 

Maria Rubert de Ventós ocupa la Cátedra de Urbanismo en la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona. Gran conocedora del trabajo de Sert como arquitecto y urbanista, Rubert de Ventós destaca el papel del catalán como principal representante de las propuestas urbanísticas del Movimiento Moderno.

J.L. Sert / Robert Campbell

 

“Yo estaba fascinado por su pasado, por el hecho de que él conociese a toda esa gente: Miró, Calder, Picasso, Max Ernst, Léger, Luis Buñuel… Gente que para mí eran auténticas leyendas”.

 

El arquitecto y periodista Robert Campbell, ganador del Premio Pulitzer en 1996, fue alumno y discípulo de Josep Lluis Sert cuando éste ejercía como profesional en Cambridge. Gran defensor de la arquitectura europea de Sert, Campbell siempre ha defendido que los mejores edificios del arquitecto son los que revelan su amor por lo vernáculo.

J.L. Sert / Jaume Freixa

 

“Sert entendió siempre que la arquitectura debía desplegarse como un acontecimiento plástico que fuese agradable a la mirada”.

 

Jaume Freixa, arquitecto y discíplulo de Sert, es presidente de la Fundació Miró de Barcelona. Entre Freixa y Sert existió una estrecha relación de amistad que se tradujo en una colaboración profesional intensa y fructífera. Nadie como él para explicar los pormenores del carácter de un hombre que siempre se sintió orgulloso de sus amigos y de su profesionalidad.

J.L. Sert / Oriol Bohigas

 

“La personalidad de Sert no puede entenderse sin tener en cuenta que Josep Lluís lo interpretaba todo desde la humildad y desde la ironía”.

 

Bohigas, además de arquitecto, es considerado por muchos como el padre de la Barcelona contemporánea desde un punto de vista urbanístico. Lo que muy pocos saben es que Bohigas, un año después de licenciarse, escribió a Sert tratando de compartir con él los conocimientos y la inspiración que no hallaba en el páramo cultural de la España franquista.